Oviedo

Oviedo es ciudad ideal para el paseo. Buena parte de su centro histórico es peatonal. Iniciamos el recorrido en la plaza de la Catedral, bajo la imponente torre de su templo gótico. La Catedral de Oviedo fue construida en el siglo XVI y guarda en su interior uno de los tesoros de la Cristiandad, la Cámara Santa donde se veneran reliquias y el Arca Santa, la Cruz de los Ángeles y la Cruz de la Victoria, enseña que forma parte del escudo de Asturias.
El interior de la Catedral de Oviedo, perteneciente al gótico tardío, impresiona.

Su retablo está considerado como uno de los más bellos de España. La estatua en piedra policromada del Salvador, del siglo XI, el claustro, la sala Capitular y el jardín cementerio de peregrinos son otras referencias de este templo de torre única. También es visitable el Museo de la Iglesia.

Las calles que rodean la Catedral tienen todo el sabor de lo muy tradicional. En la calle San Vicente encontramos el Museo Arqueológico de Asturias. Salas romanas, prerrománicas y góticas. La plaza de Feijoo, el Monasterio de San Pelayo y la iglesia de Santa María la Real se sitúan en un entorno de calles estrechas y bulliciosas. En una de ellas, la de La Rúa, se ubica el Museo Provincial de Bellas Artes, con colección de pintura europea y española desde el siglo XVI y pintura asturiana de los siglos XIX y XX.

En el casco antiguo se encuentran muchas de las más tradicionales tiendas de la capital, tascas de vinos y establecimientos de antigüedades y objetos religiosos. Muy cerca de la calle de Cimadevilla está la plaza de la Constitución, con el Ayuntamiento de la ciudad, cuya primitiva edificación data del siglo XVII, y la iglesia de San Isidoro (siglos XVI y XVII). Al lado, el Mercado del Fontán, en rehabilitación, y la plaza del Fontán, el corazón del Oviedo antiguo, una bellísima plazoleta con soportales de hondo sabor medieval (en 1997 se encuentra en periodo de rehabilitación). Hay mercado callejero los jueves, sábados y domingos, en horario matinal.

La ciudad de Oviedo

OviedoEl Campo de San Francisco, cuyo origen se remonta al siglo XIII hace de pulmón de la ciudad. La plaza de La Escandalera tiene a su alrededor edificios muy singulares como el de la Caja de Asturias, el Palacio Regional, sede de la Junta General del Principado, el más importante órgano político de la autonomía asturiana, y el edificio del antiguo Banco Herrero, en la cercana calle de Fruela, de llamativa fachada. Adyacente a la plaza de La Escandalera surgen el teatro Campoamor, que tiene en sus bajos el Centro de Arte Moderno y el antiguo Convento de Santa Clara, hoy sede de la Hacienda Pública. En la muy cercana calle de San Francisco se levanta el edificio histórico de la Universidad de Oviedo, creada en el siglo XVI por el inquisidor Fernando de Valdés Salas. Es visitable en la anexa plaza de Porlier merecen la pena las fachadas de los palacios de Toreno y Camposagrado. La calle de Uría es el centro del Oviedo moderno, para compras, y finaliza en la estación ferroviaria. Junto a la calle de Uría surgen otras de interés comercial, como Toreno, Santa Cruz, Doctor Casal, Palacio Valdés, Milicias Nacionales o Gil de Jaz. En esta calle se levanta uno de los edificios emblemáticos de la ciudad, el antiguo Hospicio Provincial, del siglo XVIII y convertido en hotel de lujo. Su fachada barroca está coronada por un imponente escudo de España. Es posible entrar en el edificio y disfrutar de sus patios y de su entorno. Oviedo conserva los más significativos ejemplos de arte prerrománico en el mundo. Tres son de visita obligada. La iglesia de San Julián de los Prados, se encuentra a la entrada de la ciudad junto a la autopista que la une con Gijón y Aviles. Data del siglo IX y conserva en su interior unos magníficos frescos.

En las laderas del monte Naranco, a tres kilómetros de Oviedo, se levanta Santa María del Naranco, palacete fundado por el rey Ramiro I en el siglo IX. Santa María es otro de los símbolos del Principado. A poca distancia surge San Miguel de Lillo, iglesia real construida en la misma fecha. Horario para las visitas a Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo. Hay más ejemplos del prerrománico en el concejo. In pleno centro de Oviedo, la fuente de Foncalada; en el concejo de Las Regueras, a unos 13 kilómetros de Oviedo, la iglesia de San Pedro de Nora; y Santa María de Bendones, en la antigua carretera a Langreo, a unos cinco kilómetros de Oviedo. San Miguel de Lillo, Santa María del Naranco, Santa Cristina de Lena, la Cámara Santa, San Julián de los Prados y la fuente de la Foncalada han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

El principado de Asturias